Eres pobre porque no sabes usar tu crédito

A pesar de recibir una esmerada educación universitaria, las personas se encuentran con la realidad de que sus finanzas personales no son las mejores. Cuando se entra al mundo laboral, tras varios grados de especialización y cursos, la manera en que administran sus ingresos y controlan sus gastos sigue siendo deficiente; evidencia de lo anterior es que: o siguen endeudadas o no hacen crecer su dinero.

Aquí te diremos las razones por las cuales tu dinero no crece.

  1. No controlas los ingresos. De entre todo aquello que se enseña en las universidades, no hay asignatura en la que se te enseñe a manejar tu salario y la manera en que debe distribuirse. No importa si tu ingreso es lineal o residual, ambos pueden ser bien administrados para que puedan incrementarse. Por cierto ¿sabes cuál es la diferencia entre ambos? Tomémonos un momento para explicarlo: Ingresos lineales son aquellos que generas directamente de tu tiempo, es decir, de tu tiempo de trabajo. Si dejas de trabajar, dejas de producir dinero. Ingresos residuales son aquellos que haces sin importar en lo que ocupes tu tiempo, si tener que trabajar directamente. Aún y si dejaras de trabajar, seguirías generando estos ingresos.
  2. No controlas tus gastos. La gente que está en deuda generalmente no hace un presupuesto de gastos, por lo que nunca sabe por donde se fuga su dinero. En el caso de una persona o familia, hay 4 tipos de gastos que se considerarían “Gastos personales” ¿Sabes cuáles son?:
    Gastos esenciales: Son gastos que no pueden evitarse, necesarios para el día a día, como la comida, vivienda y vestido.
    Gastos fijos: Son gastos que cambian con poca frecuencia, con cierta periodicidad, igual de necesarios para el día a día, como la renta, créditos, o pago de servicios (teléfono, agua, luz, etc.).
    Gastos variables: Son gastos que pueden cambiar con frecuencia, por ejemplo: el pago de gastos médicos, transporte, alimentación, etc. Cuidado con éstos, dado que la mayoría de la gente no sabe cuánto de sus ingresos puede destinarles, provocando un endeudamiento a futuro y posible quiebra.
    Gastos superfluos: Son gastos que provienen del deseo de obtener algo, sin meditar si es necesario para nosotros o no, como los viajes, artículos de lujo o productos para el entretenimiento (por ejemplo, una pantalla).
  3. No controlas tus deudas. La mayoría de la gente se endeuda de diversas formas (por ejemplo, con tarjetas de crédito) porque no sabe manejar tanto sus ingresos como sus gastos.

No te preocupes, no todo está perdido. El primer paso para el cambio es aceptar tus errores, mientras leías seguramente te diste cuenta de las cosas que hacías, por lo que ahora que lo sabes lo mejor sería arreglarlo. Realiza presupuestos, date cuenta de cuáles son los gastos superfluos que realizas y poco a poco irás mejorando en tus finanzas.
Recuerda que todo lleva tiempo, así que no te desesperes si no ves crecer tus ahorros en un mes o dos.

Fuente:

@totalmenteprole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s