¿Qué le traerá Santa a la prole?

Seguro que muchos de nosotros recordamos la siguiente amenaza navideña: “Si no te portas bien, Santa Claus no te va a traer regalos”. Y sí, resulta que Santa en ocasiones castiga a los niños mal portados, aunque parece que prefiere ir en contra de los más pobres.

Se supone que la Navidad es una época llena de alegría, comida y sobre todo, regalos, aunque es obvio que estos no le llegan a todos los niños; científicos de la British Medical Journal, una famosa revista británica, publicaron que, alrededor del mundo, existen millones de niños que son totalmente marginados por Santa Claus, quedándose sin regalos.

santa1

Para las personas que cuentan con recursos económicos, es bastante común gastar una cantidad considerable de dinero en juguetes y regalos para los más pequeños de la familia, alimentando una tradición milenaria, como lo es la visita de Santa, Papa Noel o el Niño Jesús. Es normal escuchar que el trineo de Santa ya está en camino, para repartir los regalos a los niños de todo el mundo… aunque esta afirmación está muy alejada de la realidad.

Por lo menos en México, se tiene estimado que cada persona gasta alrededor de 3,500 pesos en regalos de Navidad, incluidos juguetes y aparatos electrónicos, para Santa; esta cantidad puede no parecer extraordinaria para muchos, aunque es inalcanzable para otros millones. Es complicado ponernos a pensar en aquellos que menos tienen durante estas fechas, pero debemos estar conscientes de que la pobreza no conoce de festividades, ni de fechas en el calendario.

santa2

Muchos niños pasean por las calles durante la época navideña, observando a otros niños disfrutando de sus regalos, preguntándose porqué Santa no les puede traer regalos a ellos también. Debe ser muy complicado como padre explicarle a tus hijos que, simplemente Santa no tuvo dinero para comprarles regalos, pero esto es una realidad que sigue a muchas familias en todo el mundo.

Resulta muy triste recordar que aquellas personas que viven en situación de pobreza durante todo el año, también batallan para sobrevivir durante Navidad. Muchos de ellos apenas y pueden pagarse una cena especial para pasar la Noche Buena y se quedan con ganas de pedirle regalos a Santa Claus, debido que, aunque nos cueste creerlo, él también necesita de dinero para cumplir los deseos de todos los niños.

santa3

La imagen más común en nuestra sociedad es la de niños felices, emocionados, abriendo sus regalos la mañana del 25 de diciembre, rodeados de mucho cariño, abriendo un paquete tras otro, muchos sin ni siquiera agradecer a Santa; está no es la realidad de todos los niños. Muchas familias, lo más que pueden comprarle a Santa son algunos dulces o muñecos “baratitos”, para alegrarles el día a los más pequeños, quienes a pesar de vivir en una situación económica complicada, se merecen, aunque sea, unos momentos de emoción y felicidad navideña.

Recuerden pequeños prole, nunca den por hecho los regalos, ni presuman con aquellos que no tienen lo mismo que ustedes; no todos tienen la oportunidad de disfrutar la Navidad de la misma forma.

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s