El pan es para ricos

A lo largo de la historia de México, el pan ha sido visto como emblema de nuestra pirámide alimenticia, siempre presente en cada una de nuestras comidas. Ya sea pan dulce, telera, bolillo, donas, o cualquier tipo de deliciosa presentación; el pan llegó a México para quedarse por siempre en nuestros corazones.

Esta delicia llegó a nuestro país junto con los españoles, y pronto se convirtió en uno de los alimentos más populares; desde su llegada a suelo nacional, el pan comenzó con una gran tradición, constituida por una identidad propia, gracias a la mezcla de culturas que se dio durante ese periodo.

El pan se encuentra en nuestra vida diaria, y gracias a su versatilidad, puede ser consumido en cualquier momento del día, además de que cada Estado cuenta con su propia forma de preparar y consumir este rico manjar.

pan1

Todos sabemos que el pan es un alimento muy completo, elaborado a base de granos y, además, es una de las mayores fuentes de carbohidratos, los cuales son la principal fuente de energía para nuestra cuerpo.

Dejando de lado los beneficios físicos que nos otorga este alimento, en México el pan ha sido reconocido como uno de los alimentos base de la prole, debido a que su costo siempre ha sido muy bajo, y por otro lado, es muy fácil de conseguir.

Lamentablemente, esta delicia también ha sufrido con la crisis que actualmente experimenta nuestro país. El precio del pan se ha visto ajustado, debido al constante aumento en el precio de los insumos para su producción, aunque cabe resaltar que, los que menos han sufrido con estos precios, son el bolillo y la telera, piezas de pan que se mantienen como irreemplazables en la dieta de los mexicanos, gracias a su costo tan bajo.

pan2

Después del infame gasolinazo, el gobierno y las empresas vieron la gran oportunidad de usar esto, como pretexto para aumentar el precio del pan dulce y del bolillo en un 20%, desde la primera quincena del 2017, argumentando que el costo del azúcar, de la harina y del huevo, ahora se encuentran más elevados.

Tras recibir múltiples críticas, los líderes de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México, declararon que el precio del pan ha aguantado durante ocho años el aumento en insumos, pero que llegó el momento en el cual tienen que ajustarse.

Es difícil no sentirse mal al recordar lo barato que era comprar pan hace algunos años, los bolillos costaban hasta 50 centavos, mientras que el pan dulce se podía conseguir a dos pesos; actualmente el bolillo costará hasta dos pesos, mientras que el costo del pan dulce se mantendrá cercano a los seis pesos por pieza.

¿Cómo le harán aquellos que sufren para comprar algunas piezas de pan, y así poder alimentar a su familia? ¿Será que el pan ahora será un alimento exclusivo de los “pudientes”?

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s