La infancia de la prole

Parece que fue ayer cuando se nos rompían los pupitres en la escuela porque ya estaban demasiado viejos, o nuestro maestro se quedaba sin gises para escribir en el pizarrón porque en la dirección ya no le querían dar más, debido a que “estaban contados”.

También recordamos con nostalgia esos momentos en los que soñábamos con las vacaciones que nos prometían nuestros papás, aunque las mismas era muy esporádicas y normalmente incluían irse en un auto como sardinas, con toda la familia, y buscar el hotel más barato para que el presupuesto no se terminara.

BIBLIOTECA VASCONSELOS

Esta es la infancia de gran parte de la prole, algunos sin duda, tenemos recuerdos muy felices, pero otros bastante ridículos, debido a que un gran porcentaje de las familias mexicanas no cuentan con los recursos económicos para ofrecer una niñez adecuada. En el día a día de los niños-prole, podemos encontrar escuelas de mala calidad, mala alimentación, poco acceso a los servicios de salud y vacaciones muy esporádicas.

Si fuiste un niño-prole recuerdas que tu mamá siempre buscaba la comida más barata, y que le rindiera para todos en la casa; tu papá no te daba domingo, y si te lo daba, era a cambio de que te rifaras trabajando con él para llevar comida a la mesa; seguramente solías jugar con tus amigos en la calle, con cualquier cosa que encontrarán, debido a que ninguno tenía dinero para comprar los juguetes de moda o incluso, en algún punto de la vida, robaste un dulce o alguna cosita que se te antojó, porque finalmente nadie te iba a dar dinero para comprarlo, por más que rogaras.

niños2

Esta es la realidad de muchos niños que actualmente tienen que observar desde abajo la vida; de aquellos que cuentan con dinero para comprar los juguetes más modernos o van a escuelas que sí tienen el personal y el mobiliario adecuado para los estudiantes. Para los niños “nice”, es muy fácil pensar que tienen todo garantizado, incluido el estudio, la comida y el entretenimiento, sin voltear a ver a todos los pequeños que con trabajos comen tres veces al día.

En México existen más de 40 millones de niños y, al menos el 40% de ellos, se ven obligados a trabajar, o simplemente no disfrutan de buenos servicios de salud o no tienen la oportunidad de ir a una escuela, y si lo hacen, no tienen garantizada una buena educación. Millones de niños se ven forzados a trabajar desde los nueve años para ayudar a sus padres con los gastos de la casa; estos infantes crecen demasiado rápido y no tienen la oportunidad de disfrutar su infancia como Dios manda.

Por otro lado, existen más de 2.6 millones de niños que presentan síntomas de desnutrición, muchos incluso tienen problemas de peso y talla, situación que también afecta a su desarrollo físico, mental y emocional.

niños3

Es por esta razón que, situaciones tan insignificantes como la falta de un pupitre en la escuela, o dejar a un niño sin comer correctamente, o no permitir que se divierta, impactan directamente en el futuro y en la estabilidad del país, afectando a largo plazo a cada uno de los infantes.

¿Cómo fue tu niñez, querida prole?

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s