Los estereotipos del siglo XXI

Durante los últimos años, la sociedad se ha visto invadida por distintos estereotipos, que dictan todo lo que uno deber ser y hacer; es así como nuestra personalidad se ha visto afectada, y de alguna manera hasta cambiada, por este tipo de imposiciones sociales.

El tener un cuerpo perfecto, una piel luminosa, y vestir a la última moda, parece lo más importante y lo que realmente define el valor de una persona.

En un pasado, un cuerpo curvilíneo significaba salud y poder, porque demostraba que eras buen cazador, aunque claro que, anteriormente, los alimentos eran mucho más naturales y saludables; ahora la imagen que domina los medios de comunicación es la de personas esbeltas, que son capaces de cualquier cosa, con tal de no subir de peso.

Las revistas y los medios de comunicación, nos venden una imagen irreal; las pasarelas de moda se han convertido en la obsesión de muchos jóvenes, quienes sueñan con verse como modelos, sin importarles el costo de dicho capricho.

Y es que ahora, la publicidad combina dos ingredientes que garantizan altas ventas: sexo y belleza. ¿Quién se va a resistir a probar algún producto, cuando quien lo anuncia parece perfecto, y muestra la cantidad de piel necesaria, para llamar la atención de cualquiera?

Cotidianamente nos vemos bombardeados por anuncios, en los cuales los modelos presumen de un físico que es muy difícil de obtener, y a veces hasta imposible. Lo lamentable de todo esto es que los jóvenes se convierten en las víctimas más fáciles de esta “moda”, y son ellos quienes se llegan a enfermar, con tal de obtener el cuerpo que tanto ansían.

Enfermedades como la anorexia, la bulimia y la vigorexia, son reflejo de los estándares tan descabellados que impone la sociedad hoy en día. El hecho de dejar de comer o de matarse en el gimnasio, para ser aceptado por los demás, es algo cotidiano; la presión por verse perfecto, es una de las cosas más comunes, a pesar de que no es algo normal.

Las cirugías estéticas también se han convertido en algo común, ahora es bien visto que cualquiera se realice una operación, para corregir aquello que no le agrada de su propio cuerpo. Aunque el problema empeora, cuando esto también se convierte en una adicción, la cual pone en peligro la salud, de aquél que se obsesiona con verse perfecto.

Recientemente han salido a la luz casos de personas que han invertido mucho dinero, con el afán de verse como alguna celebridad, sin tomar en cuenta el hecho de que todos somos únicos, y que deberíamos querernos tal y como somos.

O al menos, eso es lo que pensábamos; a lo mejor la moda cambiará esta percepción por completo, y nos obligará a evolucionar para satisfacer a los demás.

Nunca se sabe…

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s