El efecto “ex” en la prole

Después de una ruptura amorosa, es muy normal sentirse deprimido, triste y miserable, además de que en la mayoría de las ocasiones alguno de los dos no terminará de aceptar dicho rompimiento. Aunque lo curioso de todo esto, es que terminar una relación no solamente afectará tu mente y tus sentimientos, sino que también tendrá efectos físicos en tu persona.

Así es, cuando terminamos con alguien, nuestro cerebro reacciona de la misma manera en la que reacciona el de un adicto que necesita consumir cocaína; en pocas palabras, el amor literalmente es una droga muy poderosa, que puede provocar Síndrome de Abstinencia.

De la misma manera, al cortar con una pareja, se experimenta el mismo dolor que sentimos cuando un ser querido muere. Se dice que para superar este tipo de eventos, es necesario pasar por las mismas etapas de un duelo como: negación, ira, dolor, miedo, culpa, depresión y finalmente aceptación.

love1

Muchos científicos y estudios, afirman que terminar una relación literalmente puede “romperte el corazón”. El “Síndrome del Corazón Roto” o Cardiomiopatía de Takotsubo (el nombre real del padecimiento), presenta síntomas muy parecidos a los de un ataque cardíaco, como dolor en el pecho y dificultad para respirar; aunque claramente el efecto es temporal y no trae los mismos problemas que deja un infarto.

Tristemente, otro efecto del “mal de amores” está relacionado con ganar algunos kilos. Es común que después de la ruptura, las personas suban de peso ya que, para mejorar el estado de ánimo, nuestro cuerpo pide mucha azúcar y grasa (bienvenidos sean los tacos, los dulces, las garnachas y el helado).

La piel es otro de los órganos que se ven afectados por la tristeza; el estrés y la depresión son capaces de provocar problemas como la psoriasis, alopesia y… ¡acné!

Ahora saben que no están exagerando y que el cuerpo humano reacciona muy mal a quedarnos más solos y ardidos que Paquita la del Barrio, cuando grabó “Rata de dos patas”, pero finalmente son episodios por los que todos debemos pasar alguna vez y que, sin duda, nos dejan mucho aprendizaje para no regarla con nuestros próximos amores.

Así las cosas y el corazón de toda la prole; no se preocupen, no hay mal de amores que unos buenos tequilas no arreglen.

¡Ánimo, se merecían algo mucho mejor!

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s