Las tragedias de la prole

Huracanes, temblores, lluvias, guerras, manifestaciones, robos, asesinatos, violencia, tornados, heladas, accidentes, y para rematar… socavones.

Todo lo que nombramos anteriormente, son tragedias que han afectado directamente a la prole a lo largo de la historia, no sólo en México, sino alrededor de todo el mundo; dichos acontecimientos, la mayoría de las veces afectan en mayor medida a aquellos que no cuentan con dinero suficiente para defenderse, y lo peor del caso, es que muchas veces la tragedia llega a la vida de aquellos que luchan para sobrevivir día con día.

La realidad es que concebimos de forma errónea el término “tragedia”, ya que en realidad los desastres que vivimos a diario se ven potencializados por el nivel de vulnerabilidad que da el pertenecer a grupos sociales aislados, pobres, o que no reciben la educación necesaria para hacer frente a las pruebas que pone la vida.

tragedia1

La educación es un arma que hace posible el informarse y establecer una cultura preventiva, que nos permita actuar de forma adecuada ante situaciones de emergencia, provocadas por desastres naturales o por accidentes.

Si toda la prole contara con educación, podríamos planear estrategias para disminuir los riesgos existentes y, con el paso del tiempo, anular cualquier amenaza a futuro.

En México no estamos ajenos a las tragedias, de hecho nuestro país cuenta con 3% de los más de 24 millones de personas en todo el mundo, que han sido afectados de alguna manera por desastres naturales; esto es un reflejo directo de la falta de acción del gobierno para combatir los efectos de las tragedias, así como la falta de educación en la población.

tragedia2

La prole está destinada a vivir en ambientes hostiles, en donde la delincuencia, la inseguridad y la falta de mantenimiento en las calles, también provocan grandes tragedias; mientras que si te conviertes en victima de una fenómeno natural, es casi seguro que terminarás perdiendo gran parte de tus pertenencias (eso si tienes suerte).

Podemos decir que, si bien los gobiernos no son responsables de los desastres naturales, sí deben tomar responsabilidad por la prevención de sus efectos y la minimización de los riesgos.

Los niveles de pobreza se han visto en aumento, gracias a que año con año, son más las catástrofes naturales y sociales que nos impactan, provocando que muchas personas pierdan su patrimonio, su empleo y hasta su familia.

tragedia3

Si a la situación actual del mundo le sumamos la ignorancia, la pobreza, la corrupción y el desinterés de los gobernantes, llegamos a un sola conclusión: ¡Estamos jodidos!

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s