Los productos “milagro” desenmascarados

Muchos de nosotros nos hemos visto tentados a comprar algún producto milagroso –sí, de esos que se anuncian en la tele después de las 12 am– confiando en que sus propiedades benéficas van a cambiar nuestra vida completamente, mejorando nuestra salud, y hasta corrigiendo todas las cosas en nuestro físico, que no nos tienen tan contentos.

Y es que la industria de los llamados productos milagro, creció bastante en los últimos años, pasando de promocionarse a altas horas de la madrugada, a tener como imagen a personalidades públicas, quienes aseguran que todas estas cosas dan resultado.

Aunque en los anuncios y en las tiendas nos pinten a estos productos como una maravilla, capaz de curar cualquier mal, según la Cofepris (Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios), la publicidad de este tipo de artículos, representa un riesgo sanitario, debido a la información exagerada y desorientada que se brinda al promocionarlos.

milagro1

Lo peor del caso, es que los “beneficios” que otorgan dichos productos, no tienen un sustento científico y de hecho, todos deberían contener la leyenda: “Este producto no ha demostrado científicamente tener propiedades preventivas o curativas”, aunque claramente, la mayoría no respeta esta norma.

Ahora que hacemos memoria, muchos productos milagro, se promocionan como la cura universal para múltiples enfermedades, como el cáncer, la diabetes o las enfermedades cardiacas, así como para la obesidad; antes de confiar en alguno de estos productos, para tratar alguna molestia, es recomendable que acuda con un médico, quien realmente le dirá exactamente el tipo de medicamente que necesita, evitando que se deje engañar por curas inexistentes.

Otra de las cosas que deberían crearnos desconfianza, es el hecho de que, dentro de los infomerciales, se omite el precio de dichos productos, lo que es una violación, de acuerdo con la PROFECO (Procuraduría Federal de Consumidor), la cual dice que todos los productos deben especificar la información más importante en su publicidad, como el precio y los componentes que tienen.

En México se tienen registradas más de 20 mil marcas relacionadas con los productos milagro, y se venden a través de la televisión, así como en múltiples tiendas y establecimientos.

Lo mejor es que eviten este tipo de compras, prole, porque seamos sinceros, nunca van a conseguir bajar de peso o curarse de manera milagrosa, lo mejor es que sigan un tratamiento médico, especialmente adaptado para ustedes y sus necesidades.

¡No gasten dinero en productos inútiles!

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s