No existe la defensa propia

Muchas veces se piensa que en México no existe la justicia, o que en su defecto, ésta actúa en contra de los inocentes. Agredir a otra persona por legítima defensa, es algo que la justicia mexicana aún no logra esclarecer.

En este país, si alguien te intenta robar, violar o hasta matar, puede convertirse en víctima, en caso de que decidas defenderte. Las autoridades mexicanas de diferentes estados, comúnmente convierten a las víctimas en victimarios, y las condenan sin tomar en cuenta los antecedentes y las pruebas de cada caso.

Para la justicia de nuestro país, la legítima defensa es la causa o situación por la que una persona puede justificar su conducta, liberarse de responsabilidad o reducir su pena, como autor, frente a un hecho que esta generalmente prohibido por la ley. Esto debido a que se vio en la necesidad de defenderse, de un acto que emplearon en su contra.

defensa1

A pesar de que actuar en legítima defensa está reconocido por las leyes mexicanas, estas mismas ponen muchas trabas para que un caso de este tipo sea investigado de la forma correcta.

Uno de los ejemplos más grandes de injusticia en México, se dio a conocer en el libro titulado “En Legítima Defensa”, publicado por la abogada Ana Katiria Suárez y en el cual se detallaba la historia de Yakiri Rubio, una joven que fue secuestrada por dos hombres en 2013, quienes la llevaron a un hotel y abusaron sexualmente de ella. Después de ultrajarla, uno de ellos intentó acabar con su vida, pero Yakiri terminó asesinando a su agresor, para defender su integridad.

La joven fue acusada de homicidio calificado y terminó encarcelada. En el libro, Ana Katiria cuenta todos los detalles de la lucha que ambas tuvieron que enfrentar, para demostrar que Yakiri actuó en legítima defensa; finalmente la joven logró salir, pero ha quedado marcada de por vida.

Otro caso muy sonado, fue el de un hombre, originario de Sonora, quien disparó en defensa propia para defender a su familia de un vecino que entró a su casa para agredirlos. El ingeniero Juan Pedro Baca presentó múltiples quejas civiles ante las autoridades de Hermosillo, después de que uno de sus vecinos, mantuviera comportamientos inadecuados.

Después de presentar las denuncias, el vecino comenzó a amenazar de muerte a la familia Baca, hasta que en marzo de 2011, decidió agredirlos directamente, al entrar a su casa con otras personas, con el objetivo de matar a Juan Pedro. Al ver que la integridad de su esposa e hijas estaba en peligro, el señor Baca decidió sacar una pistola que tenía guardada en su casa y le disparó a uno de los agresores.

A pesar de que existen pruebas de que Juan Pedro cometió homicidio en legítima defensa, este tuvo que pasar un año en la cárcel, y por varios años ha enfrentado un juicio penal. El Ministerio Público de Sonora no ha tomado en cuenta las pruebas, y aseguran que el homicidio ocurrió en la calle, razón por la que no cumple con los señalamientos para ser tomado como legítima defensa.

defensa3

Como los casos de Yakiri y Juan Pedro existen muchos en México, un país en el que uno siempre corre el riesgo de ser agredido y terminar luchando por su vida, aunque esto signifique ser castigado por una “justicia” que no tiene ni pies ni cabeza.

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s