Está surgiendo una nueva prole

La pandemia de COVID-19 causó conflictos de múltiples dimensiones: problemas mentales, tensiones sociopolíticas, cuestiones de salud debido al sedentarismo y sobre todo una recesión económica mundial. Una de las consecuencias directas de dicha crisis es la aparición de toda una nueva generación de personas cuyo ingreso monetario está por debajo del promedio, es decir, un nivel diferente de pobres.

De acuerdo con el Banco Mundial, se estima que para el 2021 habrá 150 millones de personas en la extrema pobreza, pero ¿qué los caracteriza? Según las investigaciones, con la masiva pérdida de trabajo a nivel mundial, 8 de cada 10 desempleados recientes se encuentran en países con ingresos medios, además de ser individuos con un grado escolar alto (mínimo Escuela Media Superior), lo que significa que están preparados y en un ambiente favorecedor en primera instancia, sin embargo, con el estado presente de la economía global, tendrán que lidiar con el desempleo.

De igual manera, todas estas personas tienen en común que, antes de la pandemia, gozaban de un salario sólido y continuo que les permitía sobrellevar sus vidas sin la necesidad de ser beneficiarias de algún tipo de programa social. En otras palabras, aunque disfrutaban de una estabilidad, al no tener un seguro de jubilación, inversión y/o ahorro, se les consideraba como económicamente vulnerables, elemento clave que los llevó a convertirse en esta nueva generación de pobres.

Aunque es cierto que todas las esferas laborales sufrieron los estragos de lo provocado por el Covid-19 en cierta medida, la “nueva prole” está conformada mayoritariamente por trabajadores de sectores como: turismo, hostelería, distribución de productos y restaurantes, así como los trabajos informales: empleado doméstico, albañilería, construcción, etc.

Ante este panorama, el subgobernador del Banco de México (BdeM), Gerardo Esquivel, cree que México podría llegar a tener 70 millones de pobres y una tasa de pobreza por ingresos de 56 por ciento de la población, lo que significa que el país podría alcanzar el nivel más alto de pobreza en lo que va del siglo. Según los cálculos, añadió, retomar el camino ideal previo a la pandemia podría tardar cuanto menos dos años, es decir, hasta el último trimestre del 2022.

A pesar de que cada vez estemos más cerca de la luz al final del túnel con la implementación de diversas vacunas alrededor del mundo, lo cierto es que las consecuencias de la pandemia aún están lejos de terminar. Tanto el Estado con sus políticas públicas, como los sujetos con su apoyo en la reactivación de la economía, deben de estar listos y activos en sus respectivos roles para hacerle frente a todos estos problemas.

@TotalmenteProle

Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s