¡Al fin podré comprar mi “nuevo” celular!

¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? Llega a las tiendas el nuevo celular de gama alta, y nos urge tenerlo en nuestras manos para, por fin, deshacernos del vejestorio que tenemos, y que, hace apenas un par de años, era lo último dentro del mercado.

Pero, lo malo es que no todos los sueños se pueden cumplir, y resulta que aunque existan muchas personas que cambian de celular, como cambian de ropa, el gasto que esto implica actualmente, es demasiado elevado.

No les vamos a mentir, todos quisiéramos  ser dueños del iPhone 7 –o al menos del 6– pero la situación en nuestro país, no se presta para andarnos con lujos; aunque si nos ponemos necios, y finalmente adquirimos algún smartphone nuevo, tenemos de dos: o nos vamos a endeudar terriblemente, o vamos a ser blanco de la delincuencia que invade nuestro México.

imagencelular1

Sabemos que suena terrible, pero debemos ser realistas; al comprar un celular carísimo, simplemente estamos apoyando a las grandes empresas, quienes viven de personas como nosotros, que apenas juntamos para nuestro súper de cada semana, pero bien que andamos comprometiéndonos al comprar sus productos, aunque sea a 18 mil mensualidades, libres de intereses.

Lo peor del caso, es que nos metemos en un círculo vicioso que no tiene fin, ya que compramos un celular, y en cuanto lo terminamos de pagar (después de un par de años), resulta que ya es inservible y que llegó el momento de endeudarnos otra vez, ahora con el nuevo modelo.

Y siempre caemos en la trampa, nos dejamos seducir por las estrategias de marketing que tienen estas empresas, nos dejamos lavar el cerebro para convencernos de que necesitamos ese tipo de tecnología en nuestra vida, y que ya no nos basta sólo con llamar, mandar y recibir mensajes; ahora una cámara profesional, aplicaciones que nunca usaremos y memorias internas que nunca llenaremos, se han convertido en cosas indispensables para nosotros.

imagencelular2

Todos hemos pasado por esto, aunque juremos que nunca caeremos ante la tentación, siempre andamos preguntando por los celulares más caros, por si acaso tienen una buena oferta en la tienda, o por si –de menos– pueden financiárnoslo de la mejor manera, a un millón de meses.

Ya saben prole, compren el celular que gusten, pero no dejen otros gastos más importantes de lado, porque un Galaxy S7 se ve muy bonito, pero no te sirve de mucho si ni siquiera trae saldo para una llamadita.

¡Cuiden sus arranques de compras!

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s