O sea, yo soy lo más top, ¡MIRREY!

Todos conocemos a más de un Mirrey o Barbie, porque indudablemente esta tribu urbana ha llegado a darle un nombre, a los grupos de personas más fresas que podemos encontrar en este país.

Y es que este grupo social es digno de estudiar, debido a su gran interés en consumir lo mejor de todo, desde la mejor botella en los centros sociales o antros, hasta las mejores amistades que puedan conseguir. Aunque, claramente no cualquiera puede darse este estilo de vida, gracias a la situación económica por la que atraviesa el país.

Los mirreyes reales, son aquellos que pertenecen a familias adineradas y que han crecido en la opulencia; ese es el problema de este grupo social, ya que la mayoría vive sin esforzarse prácticamente por nada…

¿Para qué si sus papis pagan por todo?

imagenmirrey1

Estos mexicanos, son un reflejo de las diferencias sociales y económicas que han imperado en México, desde hace muchísimos años; mientras un gran parte de la población, tiene problemas para llegar a la quincena, estos jóvenes, no se preocupan por lo que van a comer el día de mañana, si no, por el lugar al que van a viajar, o por cuál será su próxima adquisición de lujo.

Aunque finalmente, ¿quién los puede culpar?, es la manera en la que han sido criados, al no tener que preocuparse por las necesidades más básicas –dado que las tienen aseguradas– enfocan toda su energía en demostrarle a su círculo de amistades, y a todos los demás, que son capaces de mantener el mejor estilo de vida posible.

Si tenemos que encontrar culpables, quizá serían sus padres, quienes los han acostumbrado a tener de todo sin hacer el mínimo esfuerzo y no les han enseñado el mundo real, ese en el que, miles de mexicanos trabajan día a día, para sacar adelante a su familia.

imagenmirrey2

El mayor problema de esta tribu urbana, radica en que creen que pueden ir por la vida sin aceptar las consecuencias de sus actos. Y cuando todo pasa de fiesta, viajes y compras, y sus hábitos alcanzan niveles delictivos –de los que piensan que pueden zafarse soltando un poco de lana o hablándole a su papi– es ahí en donde su estilo de vida, se convierte en un gran problema para la sociedad.

Los mirreyes deben aceptar el hecho de que no son intocables y que tarde o temprano, tendrán que afrontar la realidad de la sociedad y del país en el que vivimos. Como dicen por ahí, el dinero no es eterno y si no se les obliga a trabajar, probablemente seguirán despilfarrando, y creerán que todo se puede arreglar con una llamada de sus padres.

Debemos aceptar que nos da un poco de envidia su estilo de vida, pero oigan: ¿quién no quisiera vivir así, como si no existiera un mañana y fuéramos los reyes del mundo?

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s