Recibir educación para generar más

En México, siempre nos dicen que es necesario estudiar para que, en un futuro, tengamos la oportunidad de ser exitosos dentro del ámbito profesional; vivimos pensando, que las personas que no gozan de una buena educación, simplemente no aspiran a alcanzar el éxito.

En la mayoría de los países, las personas que alcanzaron un grado de educación profesional, tienen un ingreso tres veces superior al de una persona que sólo concluyó la preparatoria o bachillerato.

Y aunque, gran parte de los empleos en América Latina, están por debajo de un nivel de remuneración ideal, la realidad es que, los empleos que están al alcance de personas con un menor nivel educativo, son aún peor remunerados.

Por otro lado, el empleo en México ha tomado tintes tan trágicos, que el hecho de tener mayores niveles educativos, muchas veces no se traduce en obtener un empleo adecuado.

La razón principal es que, en este país, el mercado laboral toma con más facilidad a las personas que tienen un bajo nivel educativo, ya que, en muchas ocasiones, no exigen que su sueldo, o sus condiciones de trabajo, mejoren. Mientras que, quien tiene mejores niveles de educación, es alguien mucho más difícil de satisfacer y de mantener “conforme”.

Según un estudio –publicado en 2014– las tasas de desempleo en México, fueron más altas entre los adultos con educación superior, que entre los adultos sin educación media superior. Esto nos dice que, si por cualquier razón, un adulto de entre 38 y 50 años, llega a quedarse sin empleo (aunque su grado de preparación sea muy elevado), es probable que le cueste mucho trabajo conseguir un empleo que cubra todas sus expectativas.

También, es necesario tomar en cuenta que, la gran brecha entre la educación y los empleos bien remunerados, también afecta a los jóvenes recién egresados, quienes batallan mucho para ingresar al entorno laboral; esto cuando buscan un empleo relacionado al área en la que se especializaron.

ImagenEmpleo1

Debemos reflexionar, y hacer una revisión del vínculo existente entre la educación y el mercado laboral, para que así, los jóvenes se preparen más y mejor, y que como consecuencia a este esfuerzo escolar, encuentren trabajos bien remunerados.

Queremos dejarles algo en qué pensar, querida prole, y por eso les tenemos que decir que, aunque la mayoría de los mexicanos tiene un nivel educativo muy bajo, y otra buena parte, se desarrolla dentro del empleo informal, es necesario encontrar los incentivos adecuados, para hacer de la educación la base de nuestra sociedad, para que así, el gobierno, las instituciones y todas las empresas, comiencen a valorar el gran esfuerzo que supone prepararse, estudiar durante muchos años, y terminar una carrera profesional.

Como dijo el gran Nelson Mandela: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, y depende de nosotros utilizar esa arma, de la mejor manera.

@TotalmenteProle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s